Blogia

No TodoS FlotaN

¡puedo relacionarme!

¡puedo relacionarme!

Me he dado cuenta que desde que estoy con lo de Educación Infantil puedo hablar con la gente de lo que estudio.

Antes nadie me preguntaba... "Hey oye, ¿cuando fue que Chrétien de Troyes escribió El caballero de la carreta? Fue un buen año, buena cosecha... pero no recuerdo cual exactamente", o... "Fíjate que me estoy preguntando ahora mismito cual es la raíz latina de una palabra francesa como puede ser rue", o... "Vaya, me he olvidado de quien fue el sucesor de Henri IV".

O vale, aunque nadie te lo preguntara tampoco es como si tú pudieras meterlo en una conversación. El porcentaje de gente que está interesada en que, en una conversación aleatoria, puedas meter una frase como "conozco una divertida anécdota con las palabras ancre y encre" es mínimo y está reducido a la facultad de filología, departamento de francés. Admitámoslo.

Pero ahora... Soy una persona social (bueno, más o menos, dentro de que yo tampoco es que lo sea demasiado).

La gente me pregunta cosas como mi opinión acerca de los hábitos de sueño de los críos y como conseguirlos. Y, de todas formas, aunque nadie te pregunte nada, es mucho más fácil colar temas que te has estudiado tipo "lo que pasa es que la memoria de un niño es fragmentaria, no recuerdan las cosas por orden, por lo que muchas veces blablablabla" . ¡Y a la peña le interesa!

Estoy descubriendo un nuevo mundo en el que me siento lista y todo. No, mejor, en el que lo que estudio me sirve para algo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

una nueva experiencia

una nueva experiencia

Ser coordinadora de campamento urbano de 5 días es un rollo. Lo estoy comprobando a través de mi misma y de mi propio cuerpo.

Cuando eres monitor, estás todo el día trabajando con tu grupo y sí, es muy cansado porque llevas el peso de las 7 horas que pasamos alí en el colegio. Pero estás haciendo algo, estás dentro del grupo, eres uno más, participas.

Cuando eres la coordinadora y estás a veinte cosas y a ninguna, no te enteras de las cosas divertidas. Te pasas cuando puedes por las clases para comprobar que todo va bien pero no puedes participar realmente de las actividades. No sabes quiénes son los niños. Y a mi conocer sus nombres es de las cosas que más me gustan, y además se me da bastante bien porque me quedo rápido con ellos. Pero claro, cuando les veo y les trato minuto a minuto.

Además es muy aburrido. Cuando estás con tu grupo, te agota no poder parar. Pero cuando estás que ni aquí ni allí, te sientes en tierra de nadie. Y te aburres porque no tienes una tarea definida y concreta por hacer. Vale, sí. Tienes que montar el comedor, atender llamadas (de otros coordiandores más generales), estar pendiente de si llega la furgoneta del catering, de si vienen los padres a dejar/llevarse niños... Pero estás sola en la vida... Y es un rollo.

Será más "relajado" y todo lo que quieras. Pero prefiero ser monitora y estar hasta el cuello de pegamento, rotus, ceras, globos... Y acabar la jornada y decir: yo he hecho esto con mi grupo.

PD) La foto no tiene nada que ver, pero me da igual. Estoy cansadísima y me apetece alegrarme la vista. Porque yo lo valgo.

Sinda, ¿te gusta pasear?

Sinda, ¿te gusta pasear?

Para los escépticos que no veíais convincente mi teoría de que en una vida pasada fui catalana, porque si no, no se explica de donde me viene a mi la pasión por Barcelona, he encontrado una nueva y más razonable explicación.

Cuando era pequeña, este era uno de mis libros preferidos: "Sinda, ¿te gusta pasear?" de Oriol Verges.

El libro va de unos niños (Ana y Jorge) que tienen un elefante, porque en un libro anterior se lo regalaron en la India, son de esos niños que viven aventuras fantásticas.

Total, que llegan desde la India a Barcelona con el elefante a cuestas y claro, lo dejan en el zoo a vivir.

Estos niños tienen un abuelo escocés que está como una p... cabra, que viene a visitarles a Barcelona, y se lleva al elefante de turismo por la ciudad.

Así que los niños, el abuelo escocés, y el elefante se pasan medio libro recorriendo Barcelona por sus puntos más emblemáticos. El libro está todo decorado con ilustraciones de estos sitios.

Y en fin, que les pasan todo tipo de aventuras. Y al final hay un glosario con todos los sitios por los que pasan: te explican lo que es el Parque de la Ciudadela, porque se llama a Bcn la Ciudad Condal, que es el Barrio Gótico, etc.

Como he dicho, lo leí tantas veces que tiene las tapas algo desgastadas y rotas. Y no lo había vuelto a ver en años, pero de pronto ha aparecido y me ha hecho una ilusión enorme.

Aparte de que... explica muchas cosas. Cosas como que hoy, al pasar por Chamartín y ver el AVE, me he emocionado pensando en lo cerquita que estamos ahora de Bcn ; )

¿Convence más que la otra teoría? 

 

¿será o no será?

¿será o no será?

Parece que vamos a poder ir a ver a Bon Jovi montadas en el AVE.

Como con Girlblade la opción del avión quedaba descartada, nos conformábamos ya con las 8 horas de autobús o tren regular.

Pero quien sabe, quien sabe. Es muy posible que tengamos suerte.

Y total, de aquí a Junio que vamos nosotras, si se hunde en algún socavón vamos a tener tiempo de enterarnos y rajarnos. Asín que...  nada, que ya nos hemos puesto a hacer planes y me están entrando los nervios.

Tenemos que mirar también el alojamiento.

Bueno, yo ya tengo dos buenas opciones (y no, ninguna de ellas es el hostal con bichos por las paredes, con una experiencia ya he aprendido en esta vida). Pero estás cosas siempre hay que acordarlas entre todas, no vamos a hacer la tontería de acabar cada día en una punta.

¡Que nervios!

¡Dentro de tres mesecitos rumbo a nuestro paraíso particular! 

 

 

“... quién me ha robado el mes de...” Enero

“... quién me ha robado el mes de...” Enero

Pues lo dicho, que ya ha pasado un mes, estamos en Febrero, y gran parte de todos los propósitos de año nuevo... sin empezar. Y además, me ha parece que hace nada que fueron las navidades.Lo dicho, desde hace unos años, se me pasa el tiempo que no me entero. De hecho, cada vez me es más difícil enterarme de que estoy en una determinada época del año. El verano se me pasa en un suspiro (son 4 fines de semana, como quien dice) y sin hacer los grandes proyectos que antes lo llenaban de sentido (Inter rail, camino de santiago, etc.)Las Navidades, peor aun, entre que las grandes superficies comerciales se empeña en que empiecen en octubre, que ya no hay luces como antes y que no puedo comer dulces (problemas de sobrepeso) pues no me doy ni cuenta. Se convierten enun par de cenas, con su “postcena”.La Semana Santa, dura cuatro días, por lo que no merece ni ser mencionada... Y, por supuesto, no puedo tomar torrijas, un gran fastidio.Y ya no me quedan más fiestas, los fines de semana se me van en un suspiro y después de trabajar no queda día...No sé si la solución estará en pararnos a pensar más en lo que hacemos en cada momento o en retomar viejos sueños, desempolvarlos y planear cómo lograrlos.

Pero, mientras tanto, como dice la canción: “... quién me ha robado el mes de...” Enero.

En resumen

En resumen

Actualizo sin mucho fervor porque ya me da vergüenza no hacerlo. Así que bueno, cuento algunas cosillas y yasta, más que nada porque no se me ocurre otra cosa más emocionante.

¿Qué hago en la vida?

Estas navidades estuve trabajando en un campamento de Navidad, otra vez arriba en Moral y el el colegio cutre. Me ha gustado muchísimo porque hemos tenido un grupo de niños adorable, ningún problema en las dos semanas que estuvimos con ellos y todos muy implicados en los talleres y las cositas que hicimos.

Además aprendí a hacer muchas cosas nuevas y me curtí un poco más. Y el día de Reyes estuve con otro monitor, también en Moral, currando en la cabalgata. Bueno, no fue en la cabalgata en sí. Fue en un acto que había después en el que los Reyes recibían a los niños menores de 5 años y les daban regalitos. Pues mi labor era estar por ahí pintándoles las caritas y teniéndolos un rato entretenidos mientras esperaban en la fila. Mi compañero lo que hacía era globoflexia.

Con lo de educación infantil muy bien, ahora mismo nos estamos preparando para nuestro primer examen, del módulo de autonomía y salud. Hay muchas cosas que molan, a veces parece que estoy estudiando pediatría o algo similar, aunque otras son del tipo... "¿para que quiero saber yo esto?" pero como eso pasa en todas las carreras, no me quejo. 

Además, cuando hacemos prácticas con los nenucos (que si bañarles, que si cambiarles el pañal) te lo pasas teta, juas juas. Igualito que cuando analizaba textos lingüísticos...

¿Qué leo?

Hellblazer, básicamente. Me enganché en noviembre y me los estoy comprando todos. Adiós dineros ahorrados, adiós...

¿Qué veo?

Californication. Bueno, la veía, porque ya se me ha acabado los doce capítulos. Me ha gustado muchísimo, me he reído, me he emocionado con ella... Muy bien, muy bien. Creo haber leído que van a hacer una segunda temporada, me alegro.

¿Que pienso?

Cosas gays (XDDD) la fiebre QAF no ha remitido todavía. De lo cual me alegro un webo de pato.

¿Qué hice este finde?

Precisamente, ir a una kdd con las demás locas QAF. Estuvimos revolucionando Chueca que era para habernos visto. Que lástima, que lástima... ; ) 

 

 

Y otra vez 2 de enero...

Y otra vez 2 de enero...

Hoy es un mal día para cualquiera que, como a mí, no le queden días de vacaciones (o no sea profesor) y tenga que ir a trabajar. Y es que, aunque no lo queramos reconocer, los años pesan y cada vez cuesta más recuperarse de las noches de diversión.

Como cada día 2de enero de cualquier año, cuando llegas a la oficina te encuentras con un montón de caras que te confirman que un sólo día no es suficiente para recuperarse de una juerga nocturna pasados los 30 años. Un concierto de bostezos, ojeras, mutismo y relatos de “los cebollones”, “las pivitas” o “los atascos” que cada uno se ha encontrado en la noche de la gran juerga acompañan a la jornada laboral. Y es que a los españolitos de a pie nos encanta empezar el año tal y como lo acabamos, hechos polvo y recordando la juerga que nos hemos corrido, las comilonas que hemos tenido y lo largo que se nos va a hacer hasta la siguiente fiesta.

Pues nada, deseo un feliz 2008 a todos y espero que no continúe como empezó, es decir, lleno de bostezos y ojeras, sino que rebose de buenos momentos y de alegrías.

Mr. Sambo

Mr. Sambo

Me aburro, y paso de hacer una entrada recopilatoria de lo que me ha deparado el año, que por H o por B ya os lo sabéis todos.

Así que voy a hacer el año de otra persona, porque soy así de original. Además, se lo merece aunque nunca se entere (bueno, a no ser que Tico Torres se pase algún día por aquí y se lo traduzca)

Este año ha sido mu chungo para el pobre Richie: murió su padre, se divorció de Heather, los periodistas le hicieron trizas cuando empezó a salir con una nueva novia con la que acabó cortando, se dio a la bebida, se rompió un brazo...

Pero nunca le falló a su banda ni a sus fans. Ni nosotros a él.

Cuando se rompió el brazo a principios de la gira de verano, siguió tocando. Sí, amigos. La gira comenzaba en Japón y unos días antes saltó la noticia, con lo cual mucha gente supuso que se suspendería. Pues no, Richie tocó escayolado. Por supuesto que no fueron sus mejores conciertos, ni por el brazo ni por todos los problemas personales que atravesaba el pobre hombre. Por eso, el guitarrista Bobby Bandiera participó en la gira complementando más que nunca el papel de Richie, e incluso sustituyéndole (la única vez en más de 20 años de carrera que Richie faltó a un concierto). Sin duda la presencia de Bobby era esencial para seguir sacando los conciertos adelante. Pero para nada significó nunca que Jon o el resto de la banda le dieran la espalda.

Durante muchos y largos meses, el peso de la vida  fue demasiado duro para Richie (que poético me ha quedado eso) y no mucho después de escucharse ciertos rumores que decían que había ido borrachuzo a grabar un Unplugged con Bon Jovi, su agente comunicó la noticia de que ingresaba en un centro de rehabilitación en LA.

Allí Richie se dio cuenta de que había perdido el rumbo, y que no quería ser esa persona en la que se estaba conviertiendo. Dicen quienes le conocen que durante el tiempo que estuvo en la clínica nunca perdió su sentido del humor (él ya de por sí siempre ha sido un tío cachondo). Así que siguió adelante... luchando por salir del agujero lleno de fango en el que se había metido...

Bon Jovi hizo piña en torno a él. Nunca un mal gesto, nunca un amago de decir la palabra equivocada... ni en público ni en privado. Siempre ahí para él, esperando el momento en que el Richie que todos conocemos y queremos volviera a su lugar...

Podía no haberlo hecho, podía haberse perdido por ahí como tantas otras estrellas de la música. Pero él lo hizo. Y a día de hoy participa en el Lost Highway Tour con la misma energía, con la misma vida y con la misma calidad como persona y músico que lo han caracterizado siempre.

Enhorabuena Richie. You have balls.


Y parece que fue ayer...

Y parece que fue ayer...

Hoy se cumple un aniversario significativo.

Hace tres años que decidí ponerme falda negra, camiseta negra, uñas negras etc...

y estaba paseando, programas de la obra en mano, por el pasillo de butacas donde se representaba "Guardias, Guardias" cuando alguien me dijo: "tú que vas de negro, pasa detrás de decorados para echar una mano"

Lo que ocurrió después, como casi todos sabéis,  se resume en una frase : Your destiny chose the reaper

 

Cosas que aprendí viendo Shin Chan

Cosas que aprendí viendo Shin Chan

Hacía mucho muchísimo que no actualizaba esta sección. Así que como no se me ocurría otra cosa para escribir me he dicho "pos hala".

Hay un capi, en el que (creo recordar) a Hiroshi le hacen un regalo un poco apestoso pero muy rico: kusaya.

La kusaya es un tipo de pescado seco que huele muuuuuuuuuuuuuy mal. De hecho, cuando Misae lo está cocinando viene la vecina a quejarse porque el olor es insoportable. Pero una vez que termina de prepararlo, dicen que está delicioso.

Pues bien, esto es cierto. Lo he estado investigando, bueno, lo hice en su día. Y efectivamente el susodicho pescado apesta, pero su sabor es muy suave. Por eso y para evitar lo de ahogarse en malos olores cada vez es más popular comprarlo pre-cocinado.

Así que otra cosita más que habéis aprendido conmigo y con Shinnosuke. Por si algún día estáis en un restaurante japonés y lo véis en la carta.

Y por cierto, hablando de Shin Chan. Me he comprado una camiseta chulísima, que friki soy...

 

 

una de buenas noticias

una de buenas noticias

1 - ¡¡Ya tenemos las entradas para Bon Jovi!!

Bueno, yo verla no la he visto aún. Pero las tiene Girlblade a muy buen recaudo. Gracias por ocuparte de ello, guapa.

^_^

pd) Y son de las wenas, ¿eh?. Que sus euros nos han costado...

 

2 - ¡Julio ha terminado con las oposiciones!

Hoy ha tenido el último de los tres exámenes. Creía que este día no llegaría, pero al fin.... (lagrimita)

 

3 - ¡El jueves empiezo ya con el curso de infantil!

Que ganas hay de empezar ya con mi nueva vida fuera del armario.

 

4 - ¡Gale sale en ADG!

jajaja

Ésta la entenderán solo mis "compis foreras", a ver si se pasa alguna por aquí : Þ

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¡Sí, nena!. ¡Sí!.

¡Sí, nena!. ¡Sí!.

¡¡BON JOVI VIENE A BARCELONA!!

¡¡BON JOVI VIENE A BARCELONA!!

Lo que significa...

¡QUE 5 AÑOS DESPUÉS YO ME VOY A BARCELONA A VERLOS!

Vale, vale.

Aún queda mucho para que esto suceda, será el 1 de Junio del año que viene.

Pero os aseguro que mi mente ya está allí.

¡no puedo parar de botar cual pelota de ping pong!

Las canciones que...

Las canciones que...

... acompañaron mi salida del armario (laboral).

La cual no voy a explicar porque a estas alturas ya os la sabéis todos.

 

Going through the motions

¿Por qué? : Demasiado tiempo jugando a fingir lo que no era, y que me importaba lo que hacía.

Nothing here is real
Nothing here is right

I've been making shows of trading blows
Just hoping no one knows
That I've been going through the motions
Walking through the part
Nothing seems to penetrate my heart

 

What have you done today to make you feel proud?

¿Por qué? Porque hace años que la respuesta a esa pregunta es : nada, solamente lo mencionado arriba, fingir.

What have you done today to make you feel proud?
It's never too late to try

 

Lost Highway

¿Por qué? : Porque si las letras de Bon Jovi no me llegaran, no serían mis ídolos más idolatrados desde los 12 años.

I finally found my way
Say goodbye to yesterday
Hit the gas there ain’t no brakes on this lost highway
Yeah I’m busting loose, I’m letting go
Out on this open road
It’s independence day on this lost highway

I don’t know where I’m going
But I know where I’ve been
I’m afraid of going back again
So I drive, years and miles are flying by...

 

Exactamente eso. No sé donde voy siguiendo este nuevo camino, pero sé de donde vengo. Y no quiero volver ahí.

 

Welcome to wherever you are

¿Por qué ? Simplemente porque...

When everybody's in and you're left out
And you feel you're drowning in the shadow of a doubt
Everyone's a miracle in their own way
Just listen to yourself, not what other people say

When it seems you're lost, alone and feelin' down
Remember, everybody's different; just take a look around

Welcome to wherever you are
This is your life; you made it this far
Welcome, you got to believe
Right here, right now you're exactly where you're supposed to be
Be who you want to be, be who you are
Everyone's a hero, everyone's a star

 

 

 

Un español en Nueva York (Parte I)

El comienzo del relato... es en los aeropuertos, esos lugares donde te escanéan hasta el carné de identidad (pasaporte en este caso)


En el de Madrid va todo bien, la fama de cachondeo es merecida puesto que me localizan una botella de coca cola que me había llevado desde casa y me dicen que la tire yo mismo. Lo hice, pero dentro de mi estómago, mientras comía. Lo peor fue en Heatrhrow, Londres. No contentos con que nos hubieran hecho el chequeo en España, nos juntaron como a ovejas en las típicas colas en zig-zag, viendo llegar el momento del scaner, con nervios, puesto que había que hacer un enlace al vuelo a New York con el tiempo justo, la cola iba muy lenta y comprobando lo absurdo que se está volviendo todo.

Nos hacían descalzarnos y poner botas y cinturones en las bandejas del scaner, a parte de chaquetas, bolsos cámaras, etc... Luego pasas por el scaner y yo... por supuesto, pité. Se me había olvidado el móvil en el bolsillo. En ese momento fui conminado a quedarme quieto, elevar los brazos y dejarme cachear. Fui a sacar el móvil, inocente de mí, y recibí una orden llena de pavor y amenaza diciendo que sacara la mano del bolsillo, que las pusiera en cruz de nuevo y que me estuviera quieto mientras un compañero sacaba el móvil de mi bolsillo y lo pasaba por el scaner como si una bomba fuera.
Por supuesto me cachearon entero varias veces hasta que quedaron satisfechos. Mientras me alejaba de aquella locura descalzo y corriendo porque perdía el enlace me siguieron con la mirada sospechando... Era la primera vez que era tratado como un terrorista de... ya sabéis quien (no quiero que pasen el scaner al blog y entren en mi casa).


Por fin entré en el segundo avión a eso de las nueve, hora de Londres. Era un 747, nunca había estado en un avión tan grande. Tenían hasta unos asientos que se reclinaban hasta formar camas, te daban pijamas, edredones y batas, una pasada. Yo iba en turista, con asiento reclinable, una batería de películas y un montón de comida que nos dieron las azafatas durante el trayecto.
Pasaban cada media hora por si querías algo de beber. Me dieron cena, tente-en-pies y “desayuno” (o algo así, porque cuando llegué a NY seguía siendo de noche).

Por supuesto, nos dieron las tarjetas de inmigración para rellenarlas durante el vuelo y entregarlas en el aeropuerto de Nueva York, con las preguntas de las que todo el mundo habla, y... que son de verdad, existen, no es una leyenda urbana.

Me preguntaron si tenía que ver algo con actividades terroristas o si había estado relacionado con los nazis, si tenía antecedentes, si me habías expulsado del país...
Vamos las típicas preguntas que si son ciertas contestas con sinceridad...
Además, había que rellenarlo todo en Inglés y me tocó estar traduciendo la tarjeta a un par de pasajeros que no tenían ni idea del idioma y estaban perdidos y con cara de susto.
Me parece fatal, si nadie te lo traduce, ¿qué haces?


Por fin, tras seis horas de vuelo... llegué a Nueva York, pero eso es otra historia...

What have you done today to make you feel proud?

What have you done today to make you feel proud?

Tengo pensado atar aquí a Julio para que os cuente algo del viaje a Nueva York que acaba de hacer (que lo mandó para allá una semanita la empresa).

Pero mientras tanto....

Que sepáis que voy a salir del armario.

En el cumple de la Lore os daré más detalles, pero de momento dejo aquí esta canción.

WHAT HAVE YOU DONE TODAY TO MAKE YOU FEEL PROUD?

I look into the window of my mind
Reflections of the fears I know I've left behind
I step out of the ordinary
I can feel my soul ascending
I am on my way
Can't stop me now
And you can do the same

What have you done today to make you feel proud?
It's never too late to try
What have you done today to make you feel proud?
You could be so many people
If you make that break for freedom
What have you done today to make you feel proud?

Still so many answers I don't know
Realise that to question is how we grow
So I step out of the ordinary
I can feel my soul ascending
I am on my way
Can't stop me now
And you can do the same

What have you done today to make you feel proud?
It's never too late to try
What have you done today to make you feel proud?
You could be so many people
If you make that break for freedom
What have you done today to make you feel proud?

We need a change
Do it today
I can feel my spirit rising
We need a change
So do it today
'Cause I can see a clear horizon

What have you done today to make you feel proud?
So what have you done today to make you feel proud?
'Cause you could be so many people
If you make that break for freedom
So what have you done today to make you feel proud?
What have you done today to make you feel proud?
What have you done today

Cue the pulse to begin

Cue the pulse to begin

El lunes comenzamos con las actividades extraescolares, otro año más. Y ya voy a hacer tres con este, lo cual mola porque cuando empecé no sabía hacer la O con un canuto y ahora estoy hecha ya toa una monitora, sobre todo porque este verano con los campamentos he adquirido más experiencia que en media vida, jaja, que han sido muy duros...

Y bueno, sólo contar que hay una novedad. Sigo con mi taller de prensa, pero además voy a llevar otro de inglés. Me hace mucha ilusión por varios motivos; porque me apetecía ya también hacer algo diferente, porque es como... no sé... como más importante, como si fuera una profe de verdad y todo, y porque en mayo cuando pregunté al coordinador sobre la posibilidad de hacerlo me dijo que lo veía difícil porque realmente no tengo así ningún título en inglés que demuestre que sé de verdad. Y me temo que el curso intensivo de 12 años que llevo haciendo con Bon Jovi no es suficiente, aunque me haya enseñado muchas cosas sobre todo en materia de vocabulario. Fueron los primeros que me "enseñaron" a decir "mamada", luego con QAF he aprendido nuevas formas, pero bueno, esa es otra historia porque lo que no haya aprendido con QAF...

Pero a lo que iba. Que me han dado el taller de inglés con un grupo de primer curso de primaria. No van a ser solo los colores y los números como con infantil, que en principio era lo que tenían más posible para darme, y hasta tengo libros y un montón de fotocopias con canciones y cosas así.

Me siento de un importante... jaja. Pero también estoy un poco nerviosa porque es un tipo de trabajo que no he llegado a hacer antes. Lo típico. Ya iré contando como al final no fue para tanto. Y sobre todo me siento por un lado triste, porque cada día que estoy haciendo estas cosas me arrepiento de no haber hecho magisterio, y por el otro contenta de tener la suerte de poder disfrutarlo al menos como monitora.

 

 

Y llegó la boa

Y llegó la boa

Y menudo despiporre. Vamos, yo me lo pase teta.

Ya desde por la mañana, los nervios (y eso que no me casaba yo) de los preparativos; arreglarse el pelo, pintarse las uñas, darte la ducha de una vez al año, etc... Y esperar a que llegaran a mi casa Girlblade, Wedge y Julio (a este no le hace falta estar en el anonimato) para comer todos juntos y luego ir a la boa. Bueno, Girlblade no iba pero muy amablemente vino hasta aquí para maquillarme, cosa que le agradezco públicamente. Y encima me dejó genial. Precioso tu maquillaje, nena, y que sepas que también causó sensación por ahí ; )

Bueno, pues nada. Que después de comer nos fuímos para la iglesia. Papiroloca y yo ahí toas "importantes" en la puerta repartiendo el programa. Que mucha gente se quedaba como "¿ein? ¿un programa?" pues sí, los novios son así de originales ellos ^_^

La ceremonia muy bien. Alis cantó la canción finesa muy bien y confieso que se me escapó la lagrimilla, que tuve que contener rápidamente para poner a salvo el maquillaje. Fue cuando hicieron los votos, que me llegó al alma. Bueno, Julio grabó esa parte y cuando la pusimos ayer en el ordenador se me volvieron a empañar los "oyos todos".

Después nos trasladamos hasta el cóctel, donde estuvimos marujeando y haciéndonos fotos todos y poniéndonos al día de muchas cosas. Y luego la cena, que también lo pasamos genial. Nuestra mesa la caña. Había momentos que yo pensaba que entre Darío, Alberto, Wedge y Julio alguno se nos iba a atragantar de la risa.

En el baile yo me lo pasé genial. Y para que yo baile ya es raro. Pero se dió la circustancia; estaban Plutón y Mercurio alinéados conjuntamente formando un ángulo perfecto con la Luna, y me dí al bailoteo, jaja. Y asín me paso, que entre baile y baile empezaron a caer rones con limón, con cocacola, con.... y menudo pedillo me agarré, jaja. Hasta tuve mi momento Jack Sparrow en plan ¿DONDE ESTÁ EL RON?.

Y luego a la discoteca. Que vamos, yo si no fuera porque ya tanto ron me había afectado más de lo que estoy acostumbrada todavía me hubiera quedado más. Y eran las 5.30...

En resumen. Que genial la boda. Me lo pasé muy muy muy muy bien ^_^

pd) esto la boda de la Lore y Borja, ¿eh?.

La de Galicia aún la tengo pendiente. 

 

Hai un paraíso.

Hai un paraíso.

Bueno, a ver.

Nos quedan cuatro días para la boda de Meiko (después de taaaanta espera) y cuatro días también para que Julio se examine del segundo examen de sus oposiciones.

Yo ya he acabado el campamento en Moral y ahora ando cuadrándome mis nuevos horarios de el par de días que tengo que ir a la facultad, con mis extraescolares y otras cosillas que me han propuesto.

Dicho lo cual, y viendo que a este paso jamás publicaremos nada sobre el viaje a Galicia. He decidido ir empezando. De momento con la pre-boda, es decir, cosas que hicimos durante los dos días previos que estuvimos por allí.

Luego atacaré la parte de la boda en sí, y luego la del finde en Alicante.

LA PRE-BODA


Del viaje no hay mucho que contar. Que salimos de aquí sobre las 12.30 y fuimos repasando la discografía de Luar na lubre (para entrar en situación), luego puse The Corrs, luego le dimos un rato a Bon Jovi…

Y llegamos a la aldea a las 18.30 o asín.

Ah bueno, sí. El camino hasta la aldea sí que hay que contarlo. Fue de esos que es toda una aventura; estrechito, lleno de naturaleza “salvaje” por los cuatro costados, pasando de vez en cuando algunas casitas sueltas con los perritos y las gallinas por ahí dando vueltas…

Esas casitas sueltas en realidad formaban aldeítas. Pero prácticamente ninguna pasaba de las 5 casas. Eso sí. Casas chulísimas con unos patios y unas vistas y un… de todo, que daba gusto. De hecho, el camino debía ser tan poco transitable que un par de paradas de autobús que vimos durante el mismo, estaban devoradas por las zarzas y la maleza.

Pareciera que fuera a salir de allí el monstruo “chipi cripi” ese.

Nota: para quien no lo sepa, el mostro “chipi cripi” es el “jeepers creepers” o como se escriba.

Vale, la aldea de nuestro destino se llamaba Carrafeira (que queda así muy mono en gallego pero significa “carrocería”). Y para cumplir con los requisitos tenia… a ver… yo diría que exactamente 5 casas. Tuvimos q pedir ayuda a dos lugareñas para llegar hasta la casa del chico este, no porque no ubicáramos la casa entre las 5, si no porque en un principio no sabíamos que ya habíamos llegado. Y las lugareñas, por supuesto con su atuendo típico de mujeres del campo, nos dijeron algo en gallego que yo no entendí por más que puse el oído. Básicamente lo que nos dijeron era que ya habíamos llegado a Carrafeira, que era aquello. Menos mal que Julio sí que las entendió (no sé como).

Llegamos a la casa de los padres del novio, y allí estaba reunida toda la familia. Cosa que no es difícil cuando todos viven en las aldeas de alrededor, por cierto. La casa era ya de por sí enorme, y tenía detrás su huertecito y tal. Y nada, esa noche cenamos allí a lo grande.

Pero a lo grande. Porque en Galicia todo es “a lo grande”. No existe el término medio, y menos aún cuando se trata de comer. Nuestra anfitriona, que era la madre del novio, no tenía otra cosa en la boca más que estar todo el tiempo diciéndonos “COME” y si tú le decías que ya habías comido… “pues come MÁS”.

Sin embargo, nosotros no nos quedamos allí en la aldea, si no que nos alojaron en un piso que el chico tenía en Lugo, a donde tardábamos como una media hora en llegar.

Y el piso también estupendo. Enorme, cerquita del centro… Vamos, lo que en Madrid podrías pagar a base de vender tus riñones y los de tus descendientes a lo largo de diez generaciones.

En Lugo estuvimos muy bien. Hicimos un poco de turismo pero tampoco mucho, porque como somos así de hábiles… Ejem, Julio se había olvidado los zapatos del traje en casa, y yo me había llevado solo sandalias para el vestido, pero anunciaban que para la boda iba a llover.

Así que tuvimos que salir de compras. En busca de zapatos para él, y de algo que no fueran sandalias para mi, para llevar el pie cubierto. Estuvimos toda una tarde recorriendo la ciudad para no encontrar nada. Todo muy caro y, para mi gusto, feo. Además el pobre Julio tenía el problema de que su talla es muy grande y es difícil encontrarla por ahí. Con lo que se complicaba más la cosa.

Al final terminamos en el Carrefour, donde por cierto no queríamos ir pero nos perdimos. Y allí encontramos algo que ponernos para pasar el apuro. Luego para volver a la casa nos perdimos de nuevo. Porque hay algo que aprendimos allí: las señales aparecen cada mucho mucho mucho tiempo. Prácticamente tienes la de salida y llegada al sitio, pero durante el trayecto no sabes por donde tirar. No está bien indicado, no no…

El primer día en Moral

El primer día en Moral

Llegamos por la mañana más o menos pronto, y como aún no podíamos entrar, el coordi nos enseñó el patio a través de la valla. El susodicho patio era un cacho de cemento haciendo las veces de cancha de fútbol, dos columpios colgando y ni una sola sombra a la vista. El único árbol a la vista, estaba encima en una zona a la que el colegio no nos dejaba pasar. Al menos la zona de infantil estaba un poco mejor, vamos, que tenía algún arbolito que otro.
Lo peor es que del lado de primaria, el desierto, había un parque lleno de columpios junto a la valla. Y los críos por lo visto la saltan para ir a jugar allí, nos advirtió el coordi.
Lógico, eso debe ser como la tierra prometida. La historia de los cayucos pero en su versión más colegial.
Pero vamos, que le vamos a hacer si es lo que hay, habrá que pasar calor.
Además el cole era super feo, que no lo he dicho.

Bueno, pues al entrar nos lo encontramos todo lleno de cajas de embalajes, sierras mecánicas, taladradoras por ahí...
El colegio estaba en pleno proceso de reforma, como lo oís, y nos habían metido ahí. En medio de los obreretes. De hecho, según empezaron a activar las sierras esas de cortar madera una de las más pequeñas salió corriendo y llorando porque le asustaba el ruido....
¿Subir a un aula? difícilmente, por lo visto estaban recién pintadas y sin mobiliario.

A todo esto los críos que iban llegando, y nosotros que no podíamos hacer nada con ellos salvo ponerlos en un rincón del porche delantero sin saber muy bien que íbamos a hacer después si no podíamos ir a ningún sitio.
Porque claro, nosotros tenemos un programa que cumplir (vamos, las actividades programadas y eso) pero si no tenemos aula, no tenemos material... Porque vale, el material llegó, pero si no podemos usarlo en nigún sitio es como si no lo tuviéramos.

Pero somos profesionales. Y aunque sea en el rincón del porche sentados en la arena, hay que currar. Y así, armada con un folio y un rotulador me enfrenté a nuestra primera toma de contacto como grupo, con mi grupo me refiero. Elegir nuestro nombre, nuestra base planetaria, nuestra nave, nuestro planeta... Ah bueno, que no lo he dicho, pero la temática del campa es "No sé qué del Universo" y todo tiene que ir sobre eso.
Pero en hacer eso no se tarda mucho, y menos con la panda de sosos que me ha tocado. Así que al poco todos querían ir a hacer otra cosa a algún sitio. ¡Pero es que no podíamos!.
Todo el rato los pobres en plan...

- ¿podemos ir a...?
- No
¿ podemos hacer...?
- No
- ¿vamos a subir a hacer talleres?
- No. Pero podemos subir a ver la clase sin tocar nada y sin movernos del centro de la misma.
- ¿y juego libre?
- Vale, ahí tenéis el patio sin una sola sombra.

XDDDD

Muy triste. Muy triste. Que lástima me daban los pobres, tan desesperados estábamos que terminamos pintando piedras con rotuladores. Pero las llamamos "piedras de la sabiduría" y casi hasta que parece que hice algún taller con ellos y todo.
Jajajaja.

Cuando me cansé de pintar piedras, me los subí a la clase (con dos castigadas incluídas, y llevaba dos horas con ellos, juas juas) y
estuvimos haciendo avioncitos de papel y tonterías varias. Eso fue para que no pareciera que estábamos todo el día tocándonos los pies en el patio, que arriba al menos nadie nos veía lo que hacíamos.

Bueno, pues a las 13.30 que se supone que es la comida, me asomo y veo a los de infantil preparándose.
Pero a las 13.45 nadie nos había llamado. Así que me asomo de nuevo y veo a los peques en el mismo sitio, le pregunto a la monitora que pasa... ¡y me dice que no podemos comer!. Por lo visto los del cátering, no nos habían traído ni bandejas, ni cubiertos, ni nada para montar el comedor.
A las 14.00 todavía seguíamos esperando a saber si íbamos a poder comer o no, jaja.
Y los críos ya por ahí soliviantaos, gritando por los pasillos "¡Queremos comer!". Por fin trajeron el material y pudimos entrar al comedor a las 14.15
Para entonces la comida estaba helada.

Después de comer, con toda la calor, les metimos a todos en el patio de infantil porque era donde había un mínimo de sombra. Y los véis a todos ahí encogidos bajo un parapeto venga a decir que se aburrían.
Y yo diciendo que yo también, pero que iba a salir al sol a jugar su tía Rita.
Tuvimos que tirar del "toma tomate", "debajo de la mesa hay una carta, escrita por tu novio, etc...", "debajo del puente hay un moco verde" y otros entretenimientos varios.

Así como una hora y pico. Hasta que empezaron a llegar los padres para ir llevándoselos.
Más de uno salió diciendo que había sido una mierda. Pero como negar lo evidente...

La única buena noticia del día : que al siguiente (o sea, hoy) nos pirábamos de ese colegio para empezar en otro.

Pero tuvimos que llevar las cajas del material nosotros dentro del coche (por la mañana nos las había traído otro coordinador). Y resulta que ayer, por ser el primer día fuimos los 5 juntos en el coche del nuestro, que no es muy grande. Así que todo el viaje de vuelta con pesadas cajas llenas de cosas encima de las rodillas. Que cada vez que pasábamos por un resalto nos las dejaban machacadas.

¿Y hoy que tal?

Hoy genial. El colegio nuevo es una pasada. Está recién construído y es enorme. Hasta hemos pensado llevar un megáfono para llamar a los críos en el patio, de lo grande que es.
Hemos podido realizar nuestras actividades tranquilamente, y todo ha salido bien y bonito.

Y hoy, hasta he tenido tres castigados fregando después de comer. ¡Pero como me gusta verles sufrir pensando que iban a salirse con la suya y librarse de ello...!
BUAAHAHAHAHHAHAHA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vuelta a las viejas costumbres

Vuelta a las viejas costumbres

Hace unos días me llamaron para hacer un mini campamento este Septiembre. Y les dije que me apuntaba, claro. Sólo van a ser siete días, pero es un dinerín extra que me va a venir muy bien ahora que llega la época de las matriculaciones en cursos y sitios varios. Y además, lo echaba de menos y para estar en casa sin hacer nada (ejem, vale, supuestamente tengo que hacer un trabajo) pues mejor me lo paso por ahí jugando con los críos.

Ayer tuvimos la reunión informativa entre los monis y el coordinador y estuvimos reorganizando un poco el programa de actividades. Va a ser un campa pequeño, el grupo es de 30 niños entre infantil y primaria y somos cuatro monitores. Como el que hice a finales de junio, así que espero haber aprendido de aquel y del otro, del largo, para que este que empieza ahora se nos de a todos (y sobre todo a mi) muy bien.

La única pega es que al ser tan cortito no tienes tiempo de intimar bien con los niños. Con lo que mola que vengan los pequeñajos a darte besitos con sus mofletes suaves y redonditos... jaja...

Supongo que informaré de como va saliendo todo. Y también tenemos pendiente el relato sobre la boda gallega y el viaje a la playa. Que ese si que va a ser muy largo y seguramente lo escribamos a medias entre Julio y yo.

Asín que hasta entonces. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres