Blogia
No TodoS FlotaN

Yo soy friki porque el mundo me ha hecho así

para el viernes

para el viernes

Me he hecho un Teru-Teru Bôzu para que el viernes haga buen tiempo.

Teniendo en cuenta que el concierto es en la Joy Eslava debería darme lo mismo que afuera estuviesen cayendo chuzos de punta. Peor lo tuvimos en junio para ver a Bon Jovi.

Peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero...

si puedo evitar llevar abrigo gordo, bufanda, paraguas y toda esa parafernalia mejor que mejor.

Y que diantres, tenía ganas de montarme el muñequito. Son tan riquines....

Sé que debería colgarlo fuera, pero a estas horas no voy a abrir la ventana y, además, ¡me da lástima porque ahí no puedo verlo!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Cosas que aprendí viendo Shin Chan

Cosas que aprendí viendo Shin Chan

Hacía mucho muchísimo que no actualizaba esta sección. Así que como no se me ocurría otra cosa para escribir me he dicho "pos hala".

Hay un capi, en el que (creo recordar) a Hiroshi le hacen un regalo un poco apestoso pero muy rico: kusaya.

La kusaya es un tipo de pescado seco que huele muuuuuuuuuuuuuy mal. De hecho, cuando Misae lo está cocinando viene la vecina a quejarse porque el olor es insoportable. Pero una vez que termina de prepararlo, dicen que está delicioso.

Pues bien, esto es cierto. Lo he estado investigando, bueno, lo hice en su día. Y efectivamente el susodicho pescado apesta, pero su sabor es muy suave. Por eso y para evitar lo de ahogarse en malos olores cada vez es más popular comprarlo pre-cocinado.

Así que otra cosita más que habéis aprendido conmigo y con Shinnosuke. Por si algún día estáis en un restaurante japonés y lo véis en la carta.

Y por cierto, hablando de Shin Chan. Me he comprado una camiseta chulísima, que friki soy...

 

 

Neil Gaiman

Neil Gaiman

Para quienes no lo sepan, este caballero de la foto es Dios. Digooo... es Neil Gaiman.

No, en serio. Los extremos nunca son buenos, y los fanatismos menos todavía, con que erigirle como una deidad roza sin duda la exageración y, muchas veces, no es justo ni imparcial.

Pero que es una grandísima mente literaria, eso sí que es cierto. Guionista de cómics, escritor de novelas fantásticas, de cuentos para niños que en realidad son para adultos, de relatos cortos valiosos como diamantes... El talento de Gaiman va mucho más allá de la simple facilidad para escribir, o para imaginar con tanta facilidad aquello sobre lo que escribe.

Quienes le critican (porque este hombre, como todo el mundo, no deja de ser criticable) atacan a menudo su incapacidad para moverse por el mundo de los superhéroes; que nunca ha sabido guionizar una historia decente cuando de superhéroes se trata, o su "pedantería" a la hora de demostrar lo mucho que sabe de mitos e historias antiguas del mundo. UHHHHH... cuidado... que a la gente le siente muy mal que sepan más que ellos....

Y es por eso, que habitualmente se viene diciendo que Alan Moore es Dios y Neil Gaiman su profeta.

Pues bien, yo encuentro soporífero e insoportable al señor Moore. Lo único que he leído de él que me guste es La liga de los hombres extraordinarios, y el primer volumen. Que el segundo ya es como "pero que me estás contando, tío..." . Espero que no se me echen encima frikis desconocidos que encuentren esta entrada en google, pero Watchmen es un libraco que yo utilizaba cuando quería quedarme dormida y no me venía el sueño por las noches. Con que no digo más.

No puedo negar que me ciega mi pasión por The Sandman. Pero un hombre no puede vivir toda la vida de una buena obra , y Gaiman no lo ha hecho. Si bien esa es su obra magna en cuanto a la guionización de cómics, tiene grandes novelas como American Gods (y no digo lo de grande por el tamaño) o Stardust (¡que llega la peli en un par de meses!). Lo último que hemos podido leer de él en español ha sido Los hijos de Anansi, un libro en el que vuelve a demostrar un ingenio y una manera de entretejer la realidad y lo fantástico que no muchos escritores poseen. A lo mejor soy yo que soy muy simple, pero ideas como las de que cada uno tenemos nuestra propia canción, aunque la hemos olvidado o no nos atrevemos a cantarla, y por eso vivimos las canciones de los demás... No sé, me parecen dignas de aparecer en un libro de citas.

Bueno, voy a recuperar un poco la objetividad que ya me estoy emocionando, jaja.

El único trabajo de Gaiman que se me ha hecho tan aburrido que no lo he acabado fue Orquídea Negra, lo confieso. Y 1602, se me hizo un poco pesado pero porque a mi los rollos de superhéroes no me van. Por lo demás, encantada con Coraline, encantada con Neverwhere, con Buenos Presagios, con Los lobos en la pared, con Humo y espejos, con Mr.Punch, con La última tentación de Alice Cooper, con... ¿sigo?

Así que por eso le dedico este post, que ya era hora de que hablara de él después de 8 meses existiendo este blog.

^_^ 

Una figura mítica : la Princesa Leia

Una figura mítica : la Princesa Leia

Bueno, para esta post he de darle las gracias a Nano por dejarme plagiarle un trocito de la conferencia que dio recientemente sobre la figura de la mujer a lo largo de la historia de los cómics y la ci-fi.

Así que ya sabéis, si os gusta, yo no he tenido nada que ver, pero me encargaré de hacerle llegar las voces de vuestro entusiasmo popular. Burla

.........................................

En el ‘77 se estrena una película de Ci-Fi que marcará un antes y un después en la historia del género: La Guerra de las Galaxias.

Su éxito se debe a una original combinación de multitud de factores, entre los que destacan los efectos especiales; pero el que nos interesa a nosotros es la inversión de ciertos papeles del cuento medieval de princesas rescatadas por caballeros. El argumento es como sigue:

 

La archiconocida Princesa Leia se encuentra prisionera en una estación espacial. Un grupo un tanto alocado y heterogéneo de héroes acuden a rescatarla sin ningún plan especial preconcebido. En el momento en el que Leia es liberada de su celda, se encarga ella misma de reprochar la ineptitud de sus libertadores, a la vez que empuña un rifle y no duda en disparar a diestro y siniestro contra los enemigos.

La opinión sobre Leia del personaje que encarna Harrison Ford (Han Solo) no deja lugar a dudas:

- Es todo un carácter…


El boom de La Guerra de las Galaxias indiscutiblemente marcó una época en la sociedad americana, y concretamente los dos moños laterales de la princesa Leia (interpretada por Carrie Fisher) eran un símbolo fácilmente reconocible para la estética feminista.

Efectivamente, Leia es una mujer absolutamente independiente, valiente, inteligente, con sus ideas claras, sin pelos en la lengua (incluso sarcástica en ocasiones) y que no duda en tomar la iniciativa cuando es necesario, pese a las protestas de alguno de sus compañeros.

Sin perder un ápice de estas características, en la continuación El Imperio Contraataca (1980) podemos ver a Leia como una mujer enamorada, sin abandonar por ello su condición de mujer independiente. Quizá el momento más simbólico podemos apreciarlo en la tercera película de la saga (El Retorno del Jedi, 1983). Leia es encadenada y obligada a vestir un bikini para alegrar la vista a un grupo de malvados contrabandistas. Sus compañeros acuden a rescatarla, pero ella no permanece quieta cual damisela en apuros: con las mismas cadenas con que ha sido apresada, estrangulará a su secuestrador. En otras palabras, ella sola se libera de su condición de mujer objeto y en apuros para pasar a ser una amazona que lucha y acaba con el oponente masculino que había tratado de reducirla, usando sus propias cadenas.

La condición de mujer rebelde de Leia salta a la vista si comparamos el muñeco coleccionable de Leia con el de la muñeca Barbie de la época. Presentan modelos de mujer diametralmente opuestos. Barbie superstar adjunta un peine rosa con el muñeco, mientras que la princesa galáctica aparece en una foto encañonando al espectador, y porta dos enormes rifles junto con el muñeco...

Podemos encuadrar, por tanto, a la princesa Leia en la categoría de “amazona” con todo derecho.

 


"Gravitation" as folk

Aquellos que, como yo, hayan leído el manga de Gravitation conocen, sin duda alguna, a su pareja protagonista y estrella: Eiri Yuki y Shuichi Shindô.
Y aquellos que, como yo, sean seguidores de Queer as folk, no dudaran tampoco en señalar como la pareja estrella a Brian Kinney y Justin Taylor.

Pues bien, los parecidos entre estos cuatro personajillos son tan asombrosos que no he podido evitar dedicarles un post, y quien piense que soy rara por gustarme estas cosas, que se pique y coma ajos.

Pongámonos en antecedentes:
-Este es Eiri Yuki, famoso novelista y reconocido sex-symbol a lo largo y ancho de Japón.


-Y aquí Brian Kinney, reconocido publicista, y, todavía más reconocido sex-symbol a lo largo y ancho de Pittsburg.

 

Yuki y Brian son los dos hombres de éxito acostumbrados a vivir rodeados de todo aquello que quieren. Su único problema es que son incapaces de demostrar sus emociones al resto del mundo, al que, de hecho, suelen tratar con frialdad. Por esta razón, su agenda de amigos (que no de ligues) podría ocupar la servilleta de un bar.

Además, ninguno de los dos ha conocido nunca una familia de verdad. La relación con ella, y sobre todo con sus padres (padres masculinos, no padre + madre), es prácticamente inexistente y está basada en un cierto odio mutuo.

Pero aunque no les haga mucha gracia, hay personas que se preocupan por ellos. En este punto cabe destacar la actuación estelar de Michael (el mejor amigo y ángel de la guarda de Brian) y Tohma (cuñado y protector hasta el extremo de Yuki).

Lo que Yuki y Brian no podrían imaginar en esta vida era que el amor viniera a golpearles en todo su (bello) careto, en el momento que menos lo esperaban y de la persona que menos lo esperaban.

 

Y aquí entran en escena Shuichi y Justin.

- Shuichi, estudiante de instituto y aspirante a cantante pop. Iba una noche por la calle tranquilamente (si cuento los detalles esto sería muy largo) cuando se topa con Eiri Yuki, y, sin saber quien es ni tener en cuenta el hecho de que sea un hombre, queda deslumbrado por su belleza y se enamora perdidamente de él.

 

- Justin, estudiante de instituto y aspirante a pintor. Digamos que una noche salió a descubrir lo que podía ofrecerle el mundo de la noche y se topó con Brian Kinney, quedando deslumbrado por su belleza y enamorándose perdidamente de él.

Como ya he dicho, tanto Shuichi como Justin van todavía al instituto cuando conocen a sus “amores” y tras caer rendidos a sus pies, se convierten en sus acosadores particulares.

No importa cuanto hagan Yuki y Brian para echarlos de su vida. No hay manera. Y mira que se comportan de forma borde e hiriente con ellos. Pero nada, estos dos “críos” tienen una resistencia y una insistencia dignas del libro de los récords.

Viendo que sus respectivos les tratan a patadas cualquiera habría salido corriendo, pero ellos se quedan porque saben que, muy en el fondo, Brian y Yuki tienen muchísimo amor que dar en su interior, y "sólo" hay que trabajar para dejarlo salir.

Lo gracioso es como la estrategia de acoso y derribo es igual para Shu como para Justin. En cierta ocasión Shuichi se plantará en casa de Yuki en plan okupa, y Yuki por mucho que proteste y haga ver que la situación le molesta, no le echa de allí.

De la misma manera, Justin se marchará de su casa a la de Brian sin contar con su opinión, y éste se hace el duro pero no le echa de allí.

Poco a poco, muuuuuuy poco a poco, a base de devolverle todo lo que Eiri le hiere, bajo la forma del cariño, Shuichi logra ganarse su confianza y a la larga su amor. Yuki no se esperaba algo así, pero termina enamorado hasta las trancas de aquel chiquillo molesto que le sigue a todas partes y no hace más que besar el suelo por donde él pisa.

Así, también Justin ha logrado romper la coraza de Brian "yo no creo en el amor" Kinney. Quien un día no fue más que su acosador personal ha pasado a ser lo más importante de su vida, como puede apreciarse durante el arco argumental de Ethan.

Y ahora que menciono a Ethan, creo que este es el único punto donde Justin y Shuichi no se parecen. Shuichi sufre muchísimo por la indiferencia de Yuki, pero en ningún momento se fija en nadie que no sea él. Es incapaz de amar a otra persona.

Bueno, y en otra cosa tampoco se parecen: Shuichi no va por ahí tirándose a otros mientras Yuki se encarga del resto de la ciudad.

Pero bueno, no todo van a ser similitudes, demasiadas hay ya. Y eso que no menciono otras como que tanto Shu como Justin sufren una agresión física en cierto momento, o que los "ángeles de la guarda" Michael y Tohma están que trinan con la aparición de los "críos" en la vida de sus "protegidos" e incluso intentan deshacerse de ellos en alguna ocasión.

 

 

 

Endless me

Endless me

En mi pequeño mundo de cositas frikis, mi colección de Sandman es el orgullo del reino.

Y hela aquí en todo su esplendor. No tengo mucho que decir sobre ella, pero me hacía ilusión mostrarla y, quizá, levantar algunas envidias por ahí.

Es una pena que la imagen tenga que salir pequeñita, porque no se aprecia debidamente. En especial la joya de la corona, que es esta de aquí.


Todavía recuerdo el día que me la llevé de la tienda... La emoción de ir sujetando con cuidado la caja...El llegar a casa y tenerla en mis manos... (una ligera sensación de remordimiento por el precio)...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Hinamatsuri

Hinamatsuri Hace ya unos días de esto, pero es que se me olvidó totalmente.
Es otra de esas cosas que aprendí viendo Shin-Chan.

El día 3 de marzo se celebra el Hinamatsuri o "festival de las niñas". Se monta una especie de altarcito en el que colocan unas muñecas para pedir a los dioses salud y felicidad. Bueno, y que cuando la niña sea una mujer se case pronto.

En el capítulo me acuerdo que Misae iba con Himawari a un centro comercial para comprarle su altarcito, y los tenían ahí todo lujosos con esas preciosas muñecas de porcelana...
Pero ella no podía comprar ninguno de esos y acababan haciendo uno más modesto y casero.

Además, pasada la festividad tienen que quitar el altarcito (que se ha puesto un par de días antes) porque si no, lo que pasa es que las pobres niñas van a tardar en casarse.

También ese día, esto ya lo he leído por internet, se comen unos dulces de arroz que pueden ser rojos/rosas, blancos o verdes. Y cada color significa una cosa; el rojo ahuyenta los malos espíritus, el blanco representa la pureza y el verde la salud.

con esta sí que no pienso beber

con esta sí que no pienso beber

He añadido un nuevo objeto a mi colección de cosas frikis. Y por una vez, no es algo de Sandman.

Bueno, de Sandman también he comprado algo pero sólo ha sido una chapita, nada extraordinario. Un día pondré aquí las fotos de mi colección de cositas de Sandman, hay que reconocer que entre todo podría sacarme un pastón si lo vendiera...

Pero sin desviarnos del tema. En esta ocasión ha sido una taza de Sherlock Holmes, el perrito. He sido incapaz de encontrar una foto decente en todo google, así que os diré que la mía es la de arriba a la derecha que sale en la imágen.

Sé que no se ve un carajo, así que a los que os conozco os la enseñaré un día en persona. Y los lectores, si los hay, a los que no conozco, pues nada, os aguantáis.

¡Que contenta que toi yo con mi taza! : D

Hoy es el día en que se tiran las judías

Hoy es el día en que se tiran las judías

ESTE POST CORRESPONDE AL 2 DE FEBRERO. LO VUELVO A PONER HOY PORQUE SE PERDIÓ CUANDO SE CAYÓ EL SERVIDOR DE BLOGIA.

LO DIGO PORQUE HOY, DÍA 20, NO ES CUANDO SE TIRAN LAS JUDÍAS. 

 ..........................................................

Quizá recordáis mi anterior post sobre "el día en que se come el arroz de las siete hierbas" (o según Papiroloca, seis hierbas y un tubérculo).

Bien, pues hoy es el día en que se tiran las judías. Y esto también lo aprendí viendo un capítulo de Shin Chan, para que luego digan que no hay cultura en esos dibujos.

Os cuento, el nombre en japonés es Setsubun. Se hace hoy porque es el día anterior al comienzo de la primavera (según el antiguo calendario japonés) y se trata de tirar judías para ahuyentar a la mala suerte.

Lo que salía en el capítulo era que cogían un puñado de judías y las lanzaban hacia fuera de la casa mientras decían algo como "¡que se vaya todo lo malo!" y luego echaban otro puñado para dentro de la casa diciendo "¡que venga todo lo bueno!".

Y después se las comían. Bueno, seguramente esas no porque estaban en el suelo, pero se comían tantas judías como tuviera cada uno de edad.

Por lo que he investigado, todo esto es bastante exacto y es así como se hace realmente. Y por si algún gracioso está pensando en comentar que pobre el abuelo que se tenga que comer 88 judías, pues ahora se va a quedar con las ganas, porque en esos casos te comes 8 primero y otras 8 después.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hoy se come el arroz de las siete hierbas

Hoy se come el arroz de las siete hierbas Un día ví un capítulo de Shin-Chan en el que decían que era 7 de Enero, y que era el día en que se come una cosa llamada “arroz de las siete hierbas”.
Así que, para tenerlos entretenidos, Misae enviaba a Hiroshi y Shin-Chan a buscar las hierbas al campo para hacerlo en la comida.

Así que como hoy es 7 de Enero, todos a comer arroz de las siete hierbas. Por lo que tengo entendido, se trata de cocer el arroz hasta dejarlo como una cosa pastosa (eso se me daría muy bien a mi, total, es como siempre me sale el arroz ^_^U).
Y además, hay que hacerlo con siete hierbas específicas entre las que se incluyen el rábano y el nabo. En cuanto a las demás, bueno, para el que tenga curiosidad he encontrado esta lista por internet, no sé si serán o no serán.
Habría que acercarse hoy a algún restaurante japonés e indagar.

# Seri (Oenanthe javanica): enante
# Nazuna (Capsella bursa-pastoris): vernáculo
# Gogyo (Gnaphalium affine)
# Hakobera (Stellaria media)
# Hotokenoza (Lapsana apogonoide)
# Suzuna (Brassica rapa): nabo
# Suzushiro (Raphanus sativust): rábano

Así que ya sabéis. Una comida muy ligera y digestiva, cosa buena después de los excesos navideños. Estos “japos” están en todo ^_^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres