Blogia
No TodoS FlotaN

General. Como la vida "pispa"

El primer día en Moral

El primer día en Moral

Llegamos por la mañana más o menos pronto, y como aún no podíamos entrar, el coordi nos enseñó el patio a través de la valla. El susodicho patio era un cacho de cemento haciendo las veces de cancha de fútbol, dos columpios colgando y ni una sola sombra a la vista. El único árbol a la vista, estaba encima en una zona a la que el colegio no nos dejaba pasar. Al menos la zona de infantil estaba un poco mejor, vamos, que tenía algún arbolito que otro.
Lo peor es que del lado de primaria, el desierto, había un parque lleno de columpios junto a la valla. Y los críos por lo visto la saltan para ir a jugar allí, nos advirtió el coordi.
Lógico, eso debe ser como la tierra prometida. La historia de los cayucos pero en su versión más colegial.
Pero vamos, que le vamos a hacer si es lo que hay, habrá que pasar calor.
Además el cole era super feo, que no lo he dicho.

Bueno, pues al entrar nos lo encontramos todo lleno de cajas de embalajes, sierras mecánicas, taladradoras por ahí...
El colegio estaba en pleno proceso de reforma, como lo oís, y nos habían metido ahí. En medio de los obreretes. De hecho, según empezaron a activar las sierras esas de cortar madera una de las más pequeñas salió corriendo y llorando porque le asustaba el ruido....
¿Subir a un aula? difícilmente, por lo visto estaban recién pintadas y sin mobiliario.

A todo esto los críos que iban llegando, y nosotros que no podíamos hacer nada con ellos salvo ponerlos en un rincón del porche delantero sin saber muy bien que íbamos a hacer después si no podíamos ir a ningún sitio.
Porque claro, nosotros tenemos un programa que cumplir (vamos, las actividades programadas y eso) pero si no tenemos aula, no tenemos material... Porque vale, el material llegó, pero si no podemos usarlo en nigún sitio es como si no lo tuviéramos.

Pero somos profesionales. Y aunque sea en el rincón del porche sentados en la arena, hay que currar. Y así, armada con un folio y un rotulador me enfrenté a nuestra primera toma de contacto como grupo, con mi grupo me refiero. Elegir nuestro nombre, nuestra base planetaria, nuestra nave, nuestro planeta... Ah bueno, que no lo he dicho, pero la temática del campa es "No sé qué del Universo" y todo tiene que ir sobre eso.
Pero en hacer eso no se tarda mucho, y menos con la panda de sosos que me ha tocado. Así que al poco todos querían ir a hacer otra cosa a algún sitio. ¡Pero es que no podíamos!.
Todo el rato los pobres en plan...

- ¿podemos ir a...?
- No
¿ podemos hacer...?
- No
- ¿vamos a subir a hacer talleres?
- No. Pero podemos subir a ver la clase sin tocar nada y sin movernos del centro de la misma.
- ¿y juego libre?
- Vale, ahí tenéis el patio sin una sola sombra.

XDDDD

Muy triste. Muy triste. Que lástima me daban los pobres, tan desesperados estábamos que terminamos pintando piedras con rotuladores. Pero las llamamos "piedras de la sabiduría" y casi hasta que parece que hice algún taller con ellos y todo.
Jajajaja.

Cuando me cansé de pintar piedras, me los subí a la clase (con dos castigadas incluídas, y llevaba dos horas con ellos, juas juas) y
estuvimos haciendo avioncitos de papel y tonterías varias. Eso fue para que no pareciera que estábamos todo el día tocándonos los pies en el patio, que arriba al menos nadie nos veía lo que hacíamos.

Bueno, pues a las 13.30 que se supone que es la comida, me asomo y veo a los de infantil preparándose.
Pero a las 13.45 nadie nos había llamado. Así que me asomo de nuevo y veo a los peques en el mismo sitio, le pregunto a la monitora que pasa... ¡y me dice que no podemos comer!. Por lo visto los del cátering, no nos habían traído ni bandejas, ni cubiertos, ni nada para montar el comedor.
A las 14.00 todavía seguíamos esperando a saber si íbamos a poder comer o no, jaja.
Y los críos ya por ahí soliviantaos, gritando por los pasillos "¡Queremos comer!". Por fin trajeron el material y pudimos entrar al comedor a las 14.15
Para entonces la comida estaba helada.

Después de comer, con toda la calor, les metimos a todos en el patio de infantil porque era donde había un mínimo de sombra. Y los véis a todos ahí encogidos bajo un parapeto venga a decir que se aburrían.
Y yo diciendo que yo también, pero que iba a salir al sol a jugar su tía Rita.
Tuvimos que tirar del "toma tomate", "debajo de la mesa hay una carta, escrita por tu novio, etc...", "debajo del puente hay un moco verde" y otros entretenimientos varios.

Así como una hora y pico. Hasta que empezaron a llegar los padres para ir llevándoselos.
Más de uno salió diciendo que había sido una mierda. Pero como negar lo evidente...

La única buena noticia del día : que al siguiente (o sea, hoy) nos pirábamos de ese colegio para empezar en otro.

Pero tuvimos que llevar las cajas del material nosotros dentro del coche (por la mañana nos las había traído otro coordinador). Y resulta que ayer, por ser el primer día fuimos los 5 juntos en el coche del nuestro, que no es muy grande. Así que todo el viaje de vuelta con pesadas cajas llenas de cosas encima de las rodillas. Que cada vez que pasábamos por un resalto nos las dejaban machacadas.

¿Y hoy que tal?

Hoy genial. El colegio nuevo es una pasada. Está recién construído y es enorme. Hasta hemos pensado llevar un megáfono para llamar a los críos en el patio, de lo grande que es.
Hemos podido realizar nuestras actividades tranquilamente, y todo ha salido bien y bonito.

Y hoy, hasta he tenido tres castigados fregando después de comer. ¡Pero como me gusta verles sufrir pensando que iban a salirse con la suya y librarse de ello...!
BUAAHAHAHAHHAHAHA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Vuelta a las viejas costumbres

Vuelta a las viejas costumbres

Hace unos días me llamaron para hacer un mini campamento este Septiembre. Y les dije que me apuntaba, claro. Sólo van a ser siete días, pero es un dinerín extra que me va a venir muy bien ahora que llega la época de las matriculaciones en cursos y sitios varios. Y además, lo echaba de menos y para estar en casa sin hacer nada (ejem, vale, supuestamente tengo que hacer un trabajo) pues mejor me lo paso por ahí jugando con los críos.

Ayer tuvimos la reunión informativa entre los monis y el coordinador y estuvimos reorganizando un poco el programa de actividades. Va a ser un campa pequeño, el grupo es de 30 niños entre infantil y primaria y somos cuatro monitores. Como el que hice a finales de junio, así que espero haber aprendido de aquel y del otro, del largo, para que este que empieza ahora se nos de a todos (y sobre todo a mi) muy bien.

La única pega es que al ser tan cortito no tienes tiempo de intimar bien con los niños. Con lo que mola que vengan los pequeñajos a darte besitos con sus mofletes suaves y redonditos... jaja...

Supongo que informaré de como va saliendo todo. Y también tenemos pendiente el relato sobre la boda gallega y el viaje a la playa. Que ese si que va a ser muy largo y seguramente lo escribamos a medias entre Julio y yo.

Asín que hasta entonces. 

De boa en boa

De boa en boa

Yo no soy una criatura que frecuente mucho las boas. De hecho la última en la que estuve fue hace 16 años y fue la de mis tíos de Ávila (bueno, como todos son de Ávila especifico que son los dos que trabajan en Los cuatro postes).

Pero de la noche a la mañana, me han salido tres como hongos.

- "Por suponido" la más importante es la boa de la Lore. Mi primera boa en tantísimos años. Por lo cual no tengo ni vestidos, ni zapatos, ni bolsitos, ni nada apropiado para ir a una y he tenido que salir a hacer algunas compras. Sigh... ahora que había cobrado...

- Entonces llega Julio hace un par de semanas y me dice que se casa su amigo Menganito en Galicia. Y es este mes. ¡Con lo cual ya "mi primera boa" no va a ser la de la Lore! . Y he tenido que salir otra vez de compras, porque el vestido que voy a llevar a la de ella no quiero usarlo en esta otra por si se estropea, y me niego.

- Y para rematar la jugada, de nuevo la semana pasada me dice Julio "adivina..." . ¡Y otra boa!. Esta vez de su amigo Zutanito y esta vez después de la de Lorena, pero boa al fin y al cabo.

Desde luego no siento envidia alguna de mi prima Sonia, que es de las que no paran, una tras otra... y venga más. De hecho ya ha alcanzado ese punto en el que está rechazando muchas porque no da para más la probre muhé....

Dicho todo lo cual concluyo que afortunados aquellos que no van de boa en boa.

 

Todo viaje tiene un fin...

Todo viaje tiene un fin...

Bueno, hoy fue el último día de campamento.

Tengo la sensación de que mañana me voy a pasar la mañana aburridísima en plan "voy del sofá al ordenata y del ordenata al sofá" pensando lo que podría estar haciendo de estar en el cole. Además, a muchos niños, sobre todo los que han pasado el mes entero con nosotros, se les va a echar de menos...

Pero en fins. Ahora a otra cosa, mariposa. Desde luego la experiencia me ha encantado y, por muy agotadora y frustrante que haya sido a veces, me alegro de haber sacrificado las vacaciones anuales familiares del mes de julio por hacer esto a cambio.

No me quiero extender mucho. Que tengo un poco de penita. Pero el año que viene más.

Bienvenue Lisa

Bienvenue Lisa

Ces mots sont dédiés à la petite Lisa qui vient de naître ça fait quelques semaines.

Je voudrais aussi féliciter Fabie et Yann .

Mes meilleurs voeux pour vous trois.

Sonriente

Et bien sûr...

Bon Jovi pour toujours!

Los Atascos

Los atascos, si, ese compañero de todas las vacaciones del que nadie se acuerda. Es cierto que los seres humanos tenemos una capacidad prodigiosa para olvidar los malos recuerdos y quedarnos con las experiencias positivas vividas. Según los expertos, eso  preserva nuestra salud mental. Sin embargo, no comprendo por qué sí que nos acordamos y asociamos el verano a mosquitos y demás insectos fastidiosos (quizás ayuden las maravillosas campañas de publicidad sobre mosquitos y “antiaéreos”)  y no nos acordamos de los atascos.

 

Y hete aquí que todos los meses de Julio y Agosto nos damos con devoción propia de Semana Santa a la mucho más quilométrica procesión de los atascos en las carreteras. No aprendemos, todos los viernes a la misma hora nos damos cita como llamados por una “voz superior” a los ríos negros donde nos dedicamos a  quemar combustible, bostezar, discutir y otras actividades relacionadas con la minería…

Quizás en esta sociedad de la prisa necesitemos un espacio para la meditación y encontrarnos a solas con nosotros  o con los nuestros.  Los atascos nos lo permiten, dentro de nuestros “nuevos templos”, los coches; quizás por ello, inconscientemente, repitamos el ritual una y otra vez…

Padres garrulos. La gran pregunta

Padres garrulos. La gran pregunta

Bueno, yo sigo a lo mío en el campa urbano. Aunque ya he dejado el grupo de infantil y vuelto con primaria, mucho más tranquilo todo. Bueno, más movido en el sentido físico (me duelen músculos que desconocía) pero más tranquilo en cuanto a tener una comunicación mínima con ellos (y eso que son muuuuuy garrulos) sobre cosas como "estás castigado debido a este motivo" o "si quieres obtener esto primero tendrás que ganártelo". A uno de infantil le dices "estás castigado porque has tirado los juguetes" y a los dos minutos ya está mirando las moscas y se ha olvidado del asunto. No es práctico. Me gusta que sufran, ir luego a buscarles y que me cuenten si han comprendido el quid de la cuestión, y si no lo han comprendido, a pensar otro ratito. Chulo

Pero no venía yo a hablar de esto. Si no de la gran pregunta ¿cómo no vamos a estar ante una generación de garrulos cuando sus padres son los primeros en serlo?.

Es que de verdad... que lástima de gente hay por ahí...

La joya de la corona es el padre de David H. Nosotros hacemos algunas actividades en inglés; el día que salimos de excursión la peli del autobús es inglés, cantamos alguna canción, a veces durante un taller les comentamos vocabulario... pero ya. Pues este padre
apuntó a su hijo a un campamento concertado con el Ayuntamiento, el cual le había presentado el asunto como un campa de inglés que te cagas por 97 euros. O eso dice él. Pero es que, de todas maneras, si quieres algo así te pagas la pasta del King's College o de quien sea y lo mandas allí un par de semanitas. ¿Que te esperas por 97 euros, tío?. Bueno, pues vino un día a protestarnos porque no estábamos haciendo inglés como deberíamos y blablablabla. Así que ese día, durante el primer taller dijimos "pues toma dos tazas" y les tuvimos a los chicos toda la mañana pidiendo las cosas en inglés, los pobres ahí meándose y yo diciéndoles "si no me pides ir al baño en inglés no puedo dejarte". BUAHAHAHAHA. Pero es que de todas formas... son tan garrulos que apenas se saben los números, con lo cual no sé que se esperan.

Bueno, pues volvió otro día a protestar porque en el programa que le dimos ponía que íbamos a hacer un taller de cuero, y no lo habíamos hecho. Pues mire, gilipo, ese taller no se hizo por el motivo que fuera (en este caso que no había suficiente material para los 60 críos) pero en su lugar se hizo este otro... Pues no, que ahí ponía cuero y que teníamos que hacer cuero. Así que a la monitora del grupo de su hijo le tocó ponerse a hacer cuero con ellos. El problema llegó cuando intentaron hacer una pulsera pero no teníamos la perforadora para los agujeros, así que ella dijo "bueno, pues lo dejamos así y que sea un marcapáginas". Pues llegó el padre y se lo tiró al coordinador a la cara diciéndole que menuda mierda era aquella.

Para fliparlo mucho.

Y a mi esta mañana me han metido un niño nuevo en el grupo porque ha venido el padre a "protestar" porque su hijo no estaba en el grupo de sus amigos. Que sus amigos estaban en otro y él estaba solo, y que teníamos que ponerle con ellos... Que es que ya me parece lo más... Joder, si tu hijo está en un grupo donde no están sus "amiguitos" pues ya conocerá a otros nuevos (o no, porque el niño encima es tan gili como el padre, y seguramente nadie quiera jugar con él, pero eso no es asunto mío).

Es que lo escribo y según lo recuerdo me voy cogiendo un mosqueo...

Luego he ido a cubrir un rato el turno de infantil y estando allí ha venido una mamá preocupada porque a su hijo de 5 años, ¡nadie le había acompañado al baño cuando dijo que tenía que ir!. Ya le he dicho que yo era de primaria y que hablara con las monitoras de infantil o con el coordiandor, pero vamos, que con 5 años ya tiene edad el niño de ir al baño solo. Me parece a mi.

O la de... ¿porque están en el patio sin gorra?. Pues mire, porque yo soy de primaria y estoy aquí porque las monitoras de sus hijos se han pirado a las 15.30 y alguien tiene que cubrir el turno de tarde. Y cuando han salido les he dicho que se la pusieran, pero si su hijo me dice "yo no tengo" pues yo me lo creo, porque no es un niño mío, y porque no tengo porque cojones saber si lleva gorra o no en su mochila.

Que ya está bien....

 

Aquellos maravillosos años...

A veces me da por sentarme, al atardecer, en el comienzo de una maravillosa noche de verano y recordar... Normalmente se me vienen a la memoria las veces que hacía aquello mismo en las escaleras de la casa de mis padres, con mi mejor amigo de la infancia, a charlar sobre nuestros sueños, los miedos, las chicas con las que nunca nos atrevíamos a hablar... O cuando en los bancos del parque de Guadarrama - lugar de veraneo de mi infancia, adolescencia y, espero, juventud alargada - hablábamos de las estrategias para ganar los partido de fútbol de la liga de la urbanización, o cómo presentarnos a las chicas nuevas en la piscina... Y les echo de menos, sobre todo en estas tardes... ya no es sencillo quedar, todos tenemos los días muy atareados y nos olvidamos de llamar... todos tenemos los fines de semana muy liados y no podemos quedar... todos estamos muy saturados y no tenemos un minuto para pararnos a pensar en los que queremos y a los que importamos. Los que se interesan por lo que nos pasa en la vida. Y quizás eso sea lo importante, no perder a aquellos a los que les preocupas y con los que pasas los buenos ratos y los malos...

Hoy voy a llamar, no me voy a poner más excusas, necesito hablar con ellos y volver a sentir el calor de la amistad.

Campamentos Urbanos

Campamentos Urbanos

Hoy me estrené como monitora de campamento urbano, que dos años después de haberme sacado el título yo creo que era lo que me quedaba por descubrir después de haber hecho campamento "auténtico" y actividades extraescolares. Bueno, quiero decir de lo que es así más normal y que no requiere una especialización más intensa como actividades en hospitales, o con grupos de riesgo o cosas de ese estilo.

Y encima he empezado con un grupo de infantil de 3-4 añitos. Otra cosa que tampoco había hecho antes, porque siempre me he relacionado con primaria (6-12). Pero bueno, somos dos chicas para llevar un grupo de 14 criaturitas y entre las dos nos hemos apañado muy bien.

Y son agotadores, es imposible que estén dos minutos sentados prestando atención a la misma actividad, jaja. Lo que es genial es ese mundo suyo propio en el que viven. Cuando estábamos sirviéndoles la comida resulta que oigo que uno de ellos (Edu, aunque nunca me leerá) estaba como contándose un cuento a sí mismo sobre platos y vasos, así que me agacho un poco y le pido que me repita lo que está diciendo.Y precisamente era eso; estaba contando que los platos y los vasos se iban a dormir la siesta cuando los fregaban porque ya nadie los usaba, y que ahora estaban despiertos para que nosotros comiéramos, pero por la noche dormían todos a la vez. Me ha parecido adorable, la verdad (luego no tanto cuando no ha habido forma humana de que se comiera ni el puré ni el filete).

Mención especial a Hugo y su eterno moco verde colgando al más puro estilo Bo-chan, a Edu (de nuevo) porque según él los indios viven en tiendas que son "triángulos redondos", a Yeremi porque espero que a base de repetirle que no se dice "rompido" si no "roto" lo acabe aceptando, a Jorge porque se pasó media mañana llorando desconsolado pero en cuanto se adaptó tuvo un comportamiento ejemplar, y a María simplemente porque es adorable y tiene unos mofletes muy suaves, jaja.

 

 

 

Actividades extraescolares

Actividades extraescolares

Bueno, hoy ha sido el último día de actividades extraescolares en el cole y, como no, se ha celebrado una fiesta de despedida.
O una tortura de despedida para nosotros; los monitores.

Seguro que todos sabemos como van esas fiestas; una hora y media de ver bailotear y actuar a un montón de críos que no conoces mientras esperas el momento en que le toque a los tuyos. En un sitio abarrotado y con todos los espectadores gritando y pasando olímpicamente del mensaje de "silencio" que la directora intenta transmitir por megafonía.

Pero como siempre lo mejor son las anécdotas. Si es que los niños son la leche, hacen lo que les sale del alma cuando están ahí arriba.

Siempre está entre los pequeñines el que se echa a llorar; está todo el grupo más o menos cantando al unísono y este empieza a llorar
desconsoladamente, hasta que sube alguien y se lo lleva. Esta tarde eso lo hemos visto varias veces.

También hemos visto a la flamenca que ha perdido un pendiente, y, al más puro estilo Lola Flores, se ha puesto a buscarlo empujando a la compañera que tenía por pareja.

Ah sí, y al payaso que se ha enfurruñado y ha utilizado el decorado de atrás para cruzarse de brazos y mirarnos a todos con expresión de odio.
Brrrr... si es que ningún payaso puede ser bueno.
Muerte a los payasos es mi lema.

Los de inglés de tres años, los pobrecitos, nos han obsequiado con una canción super rara.
En ese momento ibamos por la mitad de la fiesta y una niña de 8 o 9 años que estaba detrás de mi le ha dicho a otro amiguito que estaba con ella :
"pégame una hostia a ver si así me desmayo hasta que salga mi prima".
La he mirado y me ha sonreído. Me he cambiado de sitio.

Y así podría seguir un rato, si me acordara de más cosas, jeje.

Lo mejor ha sido una pequeña representación que han hecho tres chicas de teatro, se llamaba "Conflicto generacional" y en ella se veía a la hija (con una camiseta de Spliknot y los pelos de colores), su madre, y otra chica que hacía el papel de traductora.
La cosa iba de que madre e hija no se entendían al hablar, porque cada una usaba un vocabulario y un registo distinto, hasta que llegaba el la traductora y les ayudaba a entenderse.

A mi me ha gustado mucho. Aunque ha sido una pena que no tuvieran algún tipo de micrófono, porque yo estaba bastante delante y aunque gritaban mucho apenas las oía, con que los padres del final del gimnasio solo han estado mirando al vacío los pobres.

En fin, ya hasta el año próximo. Me da penita, aunque ya últimamente me venía quejando de que se me estaba haciendo pesado llevar el taller. Pero también es verdad que me lo paso genial con ellos. Y no es por que yo lo diga, pero ellos conmigo también.
Será porque perciben que mis personas favoritas suelen estar dentro de la franja de edad que va de los 6 a los 12 años, jaja.

Burla

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Una comunión más...

Hoy he asistido a una comunión... de las más típicas del lugar. Con una iglesia llena a rebosar, en la cual no cabía ni un alma (curioso siendo una iglesia) y donde todos los ventiladores estaban apagados. Después de una ceremonia insufrible, larga como un día sin pan y llena de consejos sermoneantes del cura de turno... pasamos al tan ansiado momento del banquete. En un asador, como mandan los cánones... Como en una pequeña boda (porque en eso se han convertido las comuniones) nos fuímos sentando todos en las mesas asignadas por el metre amigo de los padres. El salón era pequeño, pero adornado de forma totalmente recargada, como mandan los cánones. Después de unos entrantes fuertes como morcillas y chorizos... el asado, el momento cumbre. Llega el asado de cordero junto con sus boles de ensaladaita (ya sabéis, para aligerar...). Y a estas alturas, las botellas de vino ya han comenzado a caer.. Cuando logramos acabar el cordero, el vino transforma a las personas en "entes amatorios" que no hacen más que darse abrazos, decir cuánto se quieren (aunque en el fondo no se tragan) y qué maravilla estar juntos... lo que se llama exaltación de la amistad...

A estas alturas yo, que no he bebido ya estoy con la auténtica cara de "tierra trágame", "este no es mi padre" y demás sentimientos de profunda vergüenza. Hasta mi tía Argentina estaba bolinga y diciendo a voz en grito que lo más importante de la vida es el amor, viva el amor... yo ya estaba debajo de la servilleta, tan rojo como ella...

Y, para rematar la fiesta, música. Sí, sí, habéis oido bien, baile como en las bodas... donde mi padre ha demostrado su poderío como bailarín con varias primas a la vez... Yo en un rincón muerto, o deseando morirme...

Lo dicho, una comunión más... Ánimo a todos los que tengan alguna por delante.

P.D.: lo peor del día es no haber podido ir con Padmé, a quien me hubiera gustado dar chones hasta pilo y no estar con la servilleta por montera.

En el balneario : D

En el balneario : D

Este finde pasado hemos estado en un balneario. Un sito así muy “zen” donde no había ni una sola tele ni radio ni nada, porque el silencio es un bien muy valorado. Así que nos perdimos Eurovisión, una lástima…

Empezando por la habitación, hay que reconocer que estaba bastante bien toda ella, pero lo mejor fue… nuestra terraza compartida con los otros 20 huéspedes. Sí, porque era una terraza comunal que rodeaba el edificio y a la que daban todas las habitaciones sin ningún tipo de separación entre ellas. De hecho, al rato de haber empezado a instalarnos en la habitación, pudimos ver a una señora sentándose en “nuestras” sillas, las dos que estaban delante de “nuestro” ventanal en “nuestra” parcela de balcón.

Debajo de la planta de las habitaciones, está todo el balneario. Así puedes bajar y subir tranquilamente con tu albornoz sin tener que salir a la calle ni nada. Se supone que mientras estás haciendo el circuito termal no se debe hablar, pero bueno, tampoco pasa nada si lo haces y te todas formas con todo el ruido de los chorros y las cascadas de agua cayendo tampoco se oye mucho. Y como te suele entrar agua en la boca si te descuidas, pues al final pasas de abrirla.

Toda la parte de la piscinita termal y el jacuzzi guay, lo que ya no se lleva tan bien son las saunas y las duchas que alternan frío y caliente. Confieso que soy una de esas personas que se apartan a un lado cuando cae el chorro frío y se vuelven a meter debajo cuando viene el caliente…

El entorno era muy bonito y las vistas del restaurante también estaban muy chulas. Al principio a mi eso del restaurante me dio miedito porque había leído que era vegetariano, y temía morir de hambre allí a base de comida de vacas. Pero también tenían carne y me pude meter unas buenas chuletitas de cordero entre pecho y espalda. ÑamÑam.

¿Y que más?... Ah bueno, que también se realizaban actividades aparte como Tai-Chi y Chikung, Streching y no sé cuantas cosas más. Y durante dos horas al día la piscina esta abierta para todos.

Ah bueno, por cortesía del hotel nos dejaron una botella de champán en la habitación. Pero como no había tele ni nada, tuvimos que recurrir a la imaginación para embolingarnos y entretenernos. Así surgió un nuevo juego en nuestras vidas: el veo-veo borrachuzo.

El “veo-veo borrachuzo” es igual que el veo-veo normal, pero cada vez que fallas una palabra, te toca beber. Tiene su miga, os lo recomiendo si alguna vez os veis atrapados en semejante situación.

Porque mira que yo le tengo poco apego a la tele, pero no sé, tanto silencio…. Buf, me abrumaba, ¿ehh?. Que cosas tiene la vida.

Y nada más. Que te quedas muy relajadita y muy bien, eso no lo vamos a negar. Así que todos al balneario.

¡¡¡Qué fastidio el estudiar!!!

En llegando a esta época... de nuevo un viejo conocido... el estudio. Llega mayo, con sus flores y... los capullos de los exámenes. Sabes que están ahí, que en algún momento llegarán, pero no es hasta Mayo cuando te golpean con toda su indeseable realidad. No puedes negártelo más, te queda sólo un mes para que vuelvan a saludarte cara a cara. Luego acabas la carrera y te crees que todo ha terminado, que con el título puedes dedicarte al saludable deporte del tocamiento de barriga. Pero no, el estudio sigue ahí acechando en forma de masters, doctorados o, lo que es peor, la madre de todos los estudios, LA OPOSICIÓN. Si, ese monstruo con forma de "noche-antes-del-examen" perpetuo que te obliga a dedicar más horas a l estudio de las que dedicas al cuidado de tu propia persona. Te absorbe todo tu tiempo... incluso el que no tienes, y, aun así, no es suficiente. Sin embargo, la recompensa final merece la pena, la promesa de poder tocarte el ombligo el resto de tu vida sin necesidad de estudiar más y sin que te echen... o quizás no, porque lo que llevamos tanto tiempo estudiando le cogemos cariño y seguro que caemos en la tentación de algún curso, seminario o carrera por "placer". Ya se sabe, el estudiar siempre tiene un puntito de sado-masoquismo, sino no aguantaríamos tanto. 

 P.D.: ha sido un mensaje de desahogo de un estudiante hasta las piiiiiiiiiiii, no hacer demasiado caso.

Nuevas generaciones

Nuevas generaciones

Pos andaba yo esta tarde con los niños del taller , cuando ha acontecido, más o menos, la siguiente conversación:

..............

Nerea : Pues hoy no ha venido mi segundo novio. Y me han dicho que en la agenda ha puesto "Nerea" y un sonido de beso".

Yo : ¿Y cómo suena un beso?.

Nerea : Pues "muac".

Yo : Uhhhhhhhhh (ya sabéis, en plan silbido).

Sergio : Hala, ¿y le vas a dar un beso?.

(Aquí yo, ingenua de mi, pensé "ahora es cuando ella hace algo como -puaggggg"

Nerea : Pues claro, si me gusta ¿por qué no voy a dárselo?.

..............

Y tiene más razón que un santo la cría. Me ha hecho pensar en todas esas veces en que los "mayores" nos comemos tantísimo el coco con algo tan simple como eso.

Si te gusta alguien, bésale.

Guiño

Patinaje Infernal. Primera parte.

Patinaje Infernal. Primera parte.

El otro día me llevaron a patinar... sobre hielo...

Sí, esa substancia altamente resbaladiza que proviene del agua pero que más bien es "roca anguila". Era mi primera experiencia sobre unos patines para el hielo en 31 años (que se dice pronto... a la vejez viruelas). Las dificultades comenzaron desde el principio, te alquilan los patines (por cierto, muy útil una bolsa de plástico que te facilitan para que luego los pies no te huelan a rayos), pero claro, lo hacen en un mostrador que está a 50 metros (que parecen kilómetros) y tienes que andar sobre el filo de una cuchilla sin torcerte los tobillos (te tiembla toda la pierna en un vano intento por mantener la estabilidad).

Menos mal que que las gradas están todo el recorrido para salvarte con sus barandillas. Por fin llegas a la puerta de entrada y la ves... allí, tan grande y helada, esa extensión lisa donde la gente se desliza a la velocidad de la muerte con una gracilidad que espanta. Tú, tembloroso, te atreves a introducir un pie en la pista y, zas, primer resbalón. Menos mal que previsoramente estaba agarrado cual garrapata a los cristales de la barandilla en previsión del talegazo.

Tarde 10 minutos en mantenerme de pie de forma digna, controlado los pies y su situación espacial...

Fin del primer episodio...

De soles y planetas enanos

De soles y planetas enanos

El sistema solar. Un asunto peliagudo...

Hoy mirando un poster de los planetas me ha dicho un niño:

- En ese planeta hay un incendio, mira.

Y yo he dicho:

- ¿Ein?, ¿en cual?.

Y el ha respondido:

- En ese, en ese. Porque hay fuego.

Y yo le he mirado y le he dicho tiernamente:

- Eso es el sol.

Cosa que le ha traumatizado bastante, porque lo siguiente ha sido:

- ¡El sol está hecho de fuego!

Ese por un lado.

Luego por otro, una de las niñas quería saber por qué en ese poster no estaba Plutón. Yo le he intentado explicar de forma breve y sencilla, que al pobre Plutón lo han sacado de la lista de los elegidos por ser demasiado pequeño. Y que ahora estaba dentro de otro grupo llamado "planetas enanos".

He creído sentir como su fe en la ciencia se tambaleaba. Toda la vida sabiéndote al dedillo la lección, para que ahora llegue el señor que hace los posters (o vete a saber quien) y te diga que no, que tienes que aprendértelo todo otra vez.

No hay derecho, hombre, no hay derecho.

Un poco de historia

Un poco de historia Hace ya unas cuantas semanas, pusieron una exposición en el vestíbulo de mi facultad sobre los estragos que la Guerra Civil había hecho concretamente en lo que ahora es Ciudad Universitaria.
Yo iba para la clase de las 8.30, con lo cual podéis suponer el sueño que tenía, pero como llegaba con tiempo me paré a verla antes de subir a clase.

Una "profa" nos contó una vez como justo donde está nuestro edificio estaban excavadas multidud de trincheras y que utilizaban los libros de las biblotecas para formar las paredes de esas trincheras. Muchos quedaron destruídos, pero otros muchos siguen estando en el fondo de la Complutense. Eso sí, con balazos incluídos.
Esa misma "profa" nos llevó un día al laboratorio donde trabajan en su recuperación. A mi me impresionó bastante ver esos libros amarillentos con un agujero, o varios, enegrecido en medio, y como los restauradores hacían lo que podían con ellos.

Bueno, pues viendo esa exposición en el vestíbulo me iba acordando de todo eso. Y según miraba fotos y fotos me iba quedando más... no sé, embelesada pensando en como ahora mismo en ese momento, estaba dentro del mismo edificio que se puede ver en la imagen de arriba.

Esa es mi facultad. Y esa rampita de escombros de la parte de abajo,son ahora jardines por los que he paseado ni se sabe las veces.

En fin. Que aquella mañana me emocionó pensar en aquello; en los estudiantes de entonces, la destrucción de los libros, todos los que murieron allí, y que actualmente esté todo tan perfectamente reconstruído como si nunca se hubiera venido abajo, y nosotros estemos allí dentro como si no hubiera pasado nada.

Hay veces que te das cuenta de cosas que... no sé como explicarlo... te hacen sentir rara...

¿Será que madrugar no es nada bueno?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hoy nace un nuevo Blooooooog

Hoy nace un nuevo Blooooooog

Hoy 1 del 1 del 1 ... + 2006 (Tututuuuu, tututututututu tuuuuuuuuuuuuuuu)

Nace un nuevo Blooooog dedicado a todos los que intentaron nadar confiando en su instinto... y se encontraron con que lo tenían... dormido; no todos flotan.

Una piscina donde todos bucean.

Ayer fue Noche Vieja (cada año más vieja, oye) y cada año más igual a la del año anterior ("el año que fue", en palabras de Mecano).

¿Qué se puede hacer en esta noche para no morir en manos de las "matasuegras" y los confetis varios? Pues ver películas malas, o elegir vestidos de novia con los moquillos colgando de la emoción (buaaaaaaa, que se nos casa la "Gini"), o hacer como un servidor: brindar con vino de Burgohondo a la salud de la capa de Ramón García, un año más, e irme a la cama a abandonarme en los brazos de "masfeo".

Esta noche es cada vez más una noche como todas las demás, lo único que más cara y llena de galas en la TV. De todas formas... siento nostalgia de cuando era una noche especial y esperada con ilusión por podernos quedar toda la noche despiertos... (¡sigh!, la edad, los achaques...)

Bueno, dejemos de lado la parte "abuelete cebolleta" que llevamos todos dentro y alegrémonos, es un año más lleno de proyectos que, aunque no llevemos a cabo, nos llenan de ilusión, que al fin al cabo es lo que cuenta.

Feliz 2007 a todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres