Blogia
No TodoS FlotaN

En el balneario : D

En el balneario : D

Este finde pasado hemos estado en un balneario. Un sito así muy “zen” donde no había ni una sola tele ni radio ni nada, porque el silencio es un bien muy valorado. Así que nos perdimos Eurovisión, una lástima…

Empezando por la habitación, hay que reconocer que estaba bastante bien toda ella, pero lo mejor fue… nuestra terraza compartida con los otros 20 huéspedes. Sí, porque era una terraza comunal que rodeaba el edificio y a la que daban todas las habitaciones sin ningún tipo de separación entre ellas. De hecho, al rato de haber empezado a instalarnos en la habitación, pudimos ver a una señora sentándose en “nuestras” sillas, las dos que estaban delante de “nuestro” ventanal en “nuestra” parcela de balcón.

Debajo de la planta de las habitaciones, está todo el balneario. Así puedes bajar y subir tranquilamente con tu albornoz sin tener que salir a la calle ni nada. Se supone que mientras estás haciendo el circuito termal no se debe hablar, pero bueno, tampoco pasa nada si lo haces y te todas formas con todo el ruido de los chorros y las cascadas de agua cayendo tampoco se oye mucho. Y como te suele entrar agua en la boca si te descuidas, pues al final pasas de abrirla.

Toda la parte de la piscinita termal y el jacuzzi guay, lo que ya no se lleva tan bien son las saunas y las duchas que alternan frío y caliente. Confieso que soy una de esas personas que se apartan a un lado cuando cae el chorro frío y se vuelven a meter debajo cuando viene el caliente…

El entorno era muy bonito y las vistas del restaurante también estaban muy chulas. Al principio a mi eso del restaurante me dio miedito porque había leído que era vegetariano, y temía morir de hambre allí a base de comida de vacas. Pero también tenían carne y me pude meter unas buenas chuletitas de cordero entre pecho y espalda. ÑamÑam.

¿Y que más?... Ah bueno, que también se realizaban actividades aparte como Tai-Chi y Chikung, Streching y no sé cuantas cosas más. Y durante dos horas al día la piscina esta abierta para todos.

Ah bueno, por cortesía del hotel nos dejaron una botella de champán en la habitación. Pero como no había tele ni nada, tuvimos que recurrir a la imaginación para embolingarnos y entretenernos. Así surgió un nuevo juego en nuestras vidas: el veo-veo borrachuzo.

El “veo-veo borrachuzo” es igual que el veo-veo normal, pero cada vez que fallas una palabra, te toca beber. Tiene su miga, os lo recomiendo si alguna vez os veis atrapados en semejante situación.

Porque mira que yo le tengo poco apego a la tele, pero no sé, tanto silencio…. Buf, me abrumaba, ¿ehh?. Que cosas tiene la vida.

Y nada más. Que te quedas muy relajadita y muy bien, eso no lo vamos a negar. Así que todos al balneario.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

papiroloca -

Q ideal, menos mal q no era una secta como creias...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres